¿Qué es una ICO y cómo funciona su mercado?

¿Qué es una ICO y cómo funciona su mercado?

26 enero, 2018 0 Por Alter Consciens

ICO es el acrónimo de la expresión en inglés «Initial Coin Offering», es decir, «oferta inicial de moneda». Se trata de un mecanismo de recaudación de fondos en el que los nuevos proyectos de financiación empresarial venden sus tokens criptográficos subyacentes como canje por bitcoins o ethers, generalmente. Muy similar a una oferta pública inicial, en donde los inversores compran acciones de una empresa.

Podríamos considerarla como una forma alternativa de crowdfunding que ha nacido fuera del sistema financiero tradicional. El modelo ha ayudado a muchos proyectos exitosos y numerosas compañías han obtenido los fondos necesarios para comenzar sus proyectos. Por ejemplo, Ethereum recaudó 31.531 bitcoins (15 millones de dólares del momento) durante su campaña de lanzamiento, con un sistema de preminado, en el verano de 2014.

Aparece como uno de los métodos más sencillos y eficientes para que las empresas e individuos financien sus proyectos y para que los usuarios regulares inviertan en proyectos en los que ven valor. La oferta o evento por lo general se extiende durante una semana o más, y todos pueden comprar tokens recién emitidos a cambio de criptomonedas ya establecidas.

Se pueden establecer límites en términos de objetivos o marco de tiempo

Puede haber un objetivo o límite determinado para la financiación del proyecto. Así, cada token tendrá un precio previamente designado que no cambiará durante el período inicial de oferta de moneda. En consecuencia, el suministro del token sería estático.

También es posible tener un suministro estático con un objetivo de financiación dinámico, de acuerdo con los fondos recibidos, lo que significa que cuantos más fondos reciba el proyecto, mayor será el precio del token.

Asimismo, también puede tener un suministro de token dinámico pero determinado por la cantidad de fondos que se reciban. En este caso, el precio de cada token es estático, pero cada vez que se envíe un ether, por ejemplo, se crea un nuevo token.

Un concepto tan nuevo que el mercado está muy por delante de la política

Todo este fenómeno de las ICO es relativamente nuevo, pero se ha convertido rápidamente en un tema dominante y de discusión dentro de la comunidad blockchain. Muchos ven los proyectos de ICO como valores no regulados que permiten a los fundadores recaudar una cantidad injustificada de capital, mientras que otros argumentan que se trata de una gran innovación en el modelo tradicional de financiación de riesgo.

Los gobiernos todavía siguen estudiando la manera de supervisarlos. Una muestra es que la Comisión de Bolsa y Valores de EE UU (SEC) ha brindado sólo una guía superficial sobre qué tipos de ICO deben regularse como valores.

La Comisión recientemente llegó a decisiones sobre el estado de los tokens, obligando a muchos proyectos e inversores a examinar los modelos de financiación de muchas ICO. La norma más importante que se debe tener en consideración es si el token pasa o no la prueba de Howey. Si lo hace, se tratará como un valor y estará sujeto a algunas restricciones impuestas por la SEC.

Al parecer, las ICO son fáciles de estructurar debido a tecnologías como el estándar de tokens ERC-20, que abstrae una parte considerable del proceso de desarrollo necesario para crear un nuevo activo criptográfico. La mayoría de las ICO funcionan haciendo que los inversores envíen fondos a un contrato inteligente que almacena los fondos y distribuye un valor equivalente en el nuevo token en un momento posterior.

Actualmente existen pocas restricciones sobre quién puede participar en una ICO, suponiendo que el token no es, de hecho, un valor. Y es que al estar tomando dinero de un grupo global de inversores, las sumas recaudadas en ICO pueden llegar a ser astronómicas.

Un importante problema con las ICO es el hecho de que la mayoría de ellas recauda dinero antes de crear el producto, haciendo que la inversión resulte extremadamente especulativa y arriesgada. El argumento opuesto a ello es que este estilo de recaudación de fondos es particularmente útil y necesario para incentivar el desarrollo del protocolo.

Gajes del anuncio a la demanda

En teoría, los empresarios anuncian y promocionan su nueva idea en línea. Los clientes de ICO que esten entusiasmados y deseen usar el producto, comprarán los tokens. Después, el emprendedor usa esos fondos para construir el producto usando un token que tiene un valor sólo en ese sistema.

Si se tiene éxito y hay una buena demanda de ese producto cuando se lanza, los tokens prevendidos se vuelven más valiosos. Y, a medida que ha ingresado más dinero, al igual que en el mundo de inversión tradicional, el inversor individual puede encontrarse en clara desventaja.

En el mundo de las criptomonedas, los inversores más grandes se llaman «ballenas», y se buscan para cada ICO. Los nuevos grupos de inversión criptográficos institucionales, e incluso los fondos de cobertura, ingresan temprano para comprar tokens en abundancia con un descuento, solo para luego venderlos más caros a la comunidad.

Asimismo, se han generado nuevas plataformas para cobrar a las empresas por calificar sus ICO, y otras cobran miles de dólares, en criptomonedas, para listar las próximas ventas.

También existen corredores de bolsa registrados que ofrecen algunos servicios. Encontrar los creíbles sigue siendo una tarea difícil, ya que muchos todavía son cautos. Demasiadas son las empresas cuestionables con licencias mínimas. Un token de utilidad verdadera va a ser una clase de activo propio, y aprovechará el mercado financiero establecido, pero hasta el momento no hay un sistema o un jugador creíble.

Es así como se ha vuelto tan importante crear entusiasmo y demanda por el producto. Los tokens para la venta en la ICO están destinados a una comunidad que usará el producto en sí, pero nada impide que los especuladores participen. De hecho, el impulso inicial es parte de lo que impulsa a una ICO exitosa.

¿Son las ICO legales?

La respuesta es tal vez. Legalmente, las ICO han existido en un área gris porque se puede argumentar a favor y en contra del hecho de que son sólo activos financieros nuevos y no regulados. Sin embargo, la decisión de la SEC logró despejar parte de esa zona gris.

En algunos casos, el token es simplemente un token de utilidad, pues da acceso al propietario a un protocolo o red específica; por lo tanto, no puede clasificarse como una garantía financiera. Por otro lado, si el token es un token de equidad, en el que su único propósito es apreciar su valor, entonces se parece mucho más a un valor.

Las decisiones de la SEC pueden haber proporcionado relativa claridad; sin embargo, todavía hay mucho espacio para probar los límites de la legalidad. Por ahora, y hasta que se impongan límites regulatorios adicionales, los empresarios seguramente continuarán aprovechando este nuevo fenómeno.

El futuro no está escrito, y las ICO podrían complementar el capital de riesgo y el capital privado, así como es posible que no suceda. La represión reglamentaria podría frenar este nuevo fenómeno. Pero hasta ahora continúan a buen ritmo.

Se trata de un modelo de financiación fundamentalmente nuevo, por lo que no existe una hoja de ruta para el crecimiento. La blockchain ha creado su propia subcultura, y eso es algo interesante de ver en el gris y pesado mundo de las finanzas.

__________
Colabora con el proyecto:
____________