Metanet: un nuevo Internet grabado en la blockchain

Metanet: un nuevo Internet grabado en la blockchain

13 junio, 2019 0 Por Igor Domsac

Si Bitcoin ha cambiado el concepto que teníamos del dinero, Metanet hará explotar nuestras neuronas. Se avecinan grandes cambios, y lo mejor de todo es que, esta vez, viviremos para contarlos. El impresionante desarrollo que ha experimentado Bitcoin SV en poco más de medio año ya ha empezado a abrir los ojos a muchos usuarios.

Ramón Quesada, uno de los más prolíficos e incansables criptoactivistas de nuestro país, lo vio claro desde el principio. Entusiasta de las criptomonedas desde hace más de seis años y fundador de Cointelegraph España, Ramón destila pasión por los cuatro costados. Y es que BSV, como él mismo reconoce, ha supuesto un chute de energía que devuelve el significado original a todo aquello por lo que venía tanto tiempo abogando.

En una conversación telefónica, el también cofundador de Avalbit nos recuerda la clave de lo que va a significar Metanet y los profundos cambios que este revolucionario protocolo va a originar en el mundo:

«Hasta ahora, Bitcoin trataba de transacciones económicas. Metanet lo que hace es meter datos e identidad digital en la misma transaccion, con lo que el paquete se queda muy completo y ya está preparado para servir como base sobre la que construir todo aquello que se nos ocurra».

Ramón Quesada

¿Qué es Metanet?

Metanet es un protocolo y marco de trabajo global, diseñado por Craig S. Wright, para estructurar y facilitar la creación de contenidos en la blockchain de Bitcoin SV. Dinero, identidad y datos unidos en una misma transacción.

«Proponemos un nuevo protocolo para una Internet distribuida entre pares —la Metanet— que utiliza una cadena de bloques subyacente para almacenar datos en una estructura de grafo dirigido que puede ser fácilmente buscada y accedida por un navegador. El protocolo está diseñado no sólo para replicar gran parte de la funcionalidad de Internet, sino también para aprovechar muchas ventajas adicionales asociadas con la tecnología de las cadenas de bloques, ya que es una solución de segunda capa que no requiere ningún cambio en el protocolo ni en las reglas de consenso de la cadena de bloques subyacente».

nChain

Metanet constituye un protocolo de creación de transacciones que permite que los datos de la cadena se puedan utilizar fuera de ésta por carteras, navegadores y aplicaciones. Además, se combina con un sistema de permisos integrado, que utiliza el protocolo subyacente de BSV para garantizar que los usuarios y los creadores de contenido tengan un control total y sean propietarios de sus datos.

Desde hace unos meses, ya se pueden subir archivos directamente a la red de Bitcoin SV, en forma de transacciones permanentes, inmutables y monetizables. Estos archivos pueden ser documentos, imágenes y vídeos, y pueden combinarse para crear otras cosas, como aplicaciones o páginas interactivas. Y, al estar registrados en la blockchain, la propiedad puede demostrarse, el contenido se graba de manera permanente, y se puede monetizar de forma directa para siempre.

Aplicaciones

Bottle es un navegador que permite navegar por la red de Bitcoin SV en busca de este contenido. La barra de direcciones utiliza una dirección b://:, en lugar de HTTP o HTTPS. Este archivo HTML se sirve desde la cadena de bloques, sin necesidad de que la información se aloje en un servidor.

Otra aplicación interesante es Metaflix, diseñada para distribuir vídeos en Metanet. Todos los datos se entregan a nodos de todo el mundo y se almacenan permanentemente en la red de Bitcoin SV. Su objetivo es crear miles de sitios web de Metanet que transformarán Internet de forma más segura, transparente y fiable.

BSV Metanet Bitcoin SV

Sin embargo, como Ramón Quesada nos recuerda, una de las aplicaciones más revolucionarias es Paymail, un nuevo protocolo de identidad que elimina las direcciones de Bitcoin de la experiencia del usuario. Ya nos podemos olvidar de las larguísimas direcciones alfanuméricas y utilizar en su lugar un correo electrónico. De este modo, podemos verificar nuestra identidad de forma sencilla. «Ahora cualquier persona puede enviarme bitcoin a ramonquesada@moneybutton.com. Donde está el punto fuerte no es en conocer mi dirección pública y ver la transacción, sino en los datos que están incluidos en la transacción», asegura Ramón.

Una estructura más equitativa

Una infraestructura de Internet más equitativa, posibilitada por el protocolo Metanet, requiere una cadena de bloques masivamente escalable para manejar una gran cantidad de datos para multimedia, aplicaciones y contenido. Con un tamaño de bloque que a partir de febrero no tendrá límites, BSV facilita a los desarrolladores la creación de aplicaciones y herramientas en Metanet sin las limitaciones de escalado a las que se enfrentan otras blockchains.

«BSV no tiene nada de ciberpunk ni de anarquía. Es “regulation friendly”. Se basa en restaurar el Bitcoin original tanto como se pueda sin límite de tamaño de bloques. Con esto se consigue una moneda estable en la que las empresas puedan edificar encima. Lo revolucionario de BSV es que está creando una nueva Internet sobre su protocolo estable. Cuando Satoshi Nakamoto dijo esa famosa frase antes de irse de que se iba para trabajar en otro proyecto más importante, ese proyecto es la Metanet».

Gerard
Metanet CSW BSV Anarquía Satoshi Nakamoto

Además, la Metanet ha protegido su propiedad intelectual para asegurar que, como le sucediera a Bitcoin, nadie pueda alterar significativamente el protocolo. Estas innovaciones permiten que la cadena de bloques de Bitcoin SV se convierta en el único hogar del Internet dentro de la cadena, donde los datos se vuelven realmente valiosos y se pueden mercantilizar.

Datos y transacciones

Metanet ha sido diseñada para actuar como un protocolo paraguas que puede ayudar a otros protocolos específicos, pudiendo utilizarse conjuntamente e interoperar entre sí. El propio protocolo especifica cómo transportar datos y crear aplicaciones estructuradas en cadena y sistemas de archivos. Así, los usuarios pueden gestionar las claves de forma eficiente y segura a través de sus carteras.

BSV permite el almacenamiento de datos en cadena, desde donde los motores de búsqueda, aplicaciones y sitios web pueden consultar sus casos de uso. Debido a que se pueden especificar las estructuras de transacción, los permisos de lectura y escritura se controlan con facilidad. Además, permiten cualquier tipo de nueva aplicación.

«Al principio, Metanet mejorará Internet, pero después le dará un gran impulso, lo que convertirá a Bitcoin SV en el registro público mundial que sustentará toda la actividad de Internet. […] Hemos dado los primeros pasos, y sabemos que será necesario trabajar con otros compañeros para que Metanet sea una realidad».

Jimmy Nguyen

Casos de uso ilimitados

Los casos de uso son infinitos, con el límite que imponga nuestra propia imaginación. Las instituciones pueden utilizar esta estructura para cifrar y salvaguardar los datos, al tiempo que permiten la transparencia de la información que necesiten compartir abiertamente. Las redes sociales pueden utilizar la blockchain de BSV para construir plataformas sobre las que los usuarios puedan compartir contenidos e interactuar entre sí. Como resultado, resulta muy sencillo para las plataformas protegerse contra actores maliciosos y noticias falsas, garantizando que las interacciones tienen lugar entre usuarios legítimos y verificados.

Las empresas que estén interesadas en construir su futuro en la cadena de bloques pueden desarrollar nuevas aplicaciones potenciadas por BSV. Metanet proporciona una gran seguridad, elimina el coste de los centros de datos e incorpora un sistema de alojamiento en la blockchain con el sistema de transacciones monetarias digitales más poderoso del mundo.

«Bitcoin se plantea en un escenario (previo a 2008) en que el hardware avanza de forma rápida cumpliendo la Ley de Moore, pero el software no hace lo mismo. El Dr. Wright ha dicho que lo que es más importante que Bitcoin es la Metanet. Bitcoin, siendo simple, estable y Turing complete, permite crear Internet desde cero con tecnología que hace diez años habría sido inviable pero que en los próximos años lo será. Un Internet basado en incentivos económicos y con muchas más posibilidades que el de hoy. Bitcoin es la moneda nativa de este Internet (todo es parte del mismo sistema), todo en top de la blockchain. Si esto avanza con el uso va a ser una reserva de valor cada vez más estable y más gente lo usará como moneda. Así es como lo veo y cualquier planteamiento simplista me parece limitante».

Gerard

Diferencias entre Internet y Metanet

En Internet, los datos del usuario pertenecen a un proveedor de servicios (por ejemplo, Facebook) y se almacenan de forma local. En Metanet, los datos le pertenecen al usuario, y el almacenamiento es global, pues los datos se registran en la blockchain.

Mientras que en Internet no es posible comprobar una única fuente de verdad para los datos, Metanet constituye una única verdad para cualquier información. En Internet, los datos y los pagos están separados. Por su parte, Metanet aporta un protocolo único para datos y valor.

En Internet, para controlar cualquier dispositivo necesitas conectarte a él. En Metanet, sin embargo, el dispositivo puede buscar mensajes de control en la cadena de bloques. Asimismo, resulta mucho más seguro porque no permite conexiones entrantes.

A modo de conclusión, Metanet alterará profundamente el modo de transmitir información y valor a través de la red. De hecho, utilizar Bitcoin únicamente como dinero sería como usar un móvil únicamente como teléfono. Como dice Ramón Quesada, «aquí tienes todo este terreno para sembrar: siembra en él lo que quieras». El futuro ya esta aquí. ¿Te lo vas a perder?

Tips:
4082@moneybutton.com

__________
Colabora con el proyecto:
____________