Crisis, dinero y Bitcoin: cómo solucionar la recesión

Crisis, dinero y Bitcoin: cómo solucionar la recesión

12 octubre, 2019 0 Por Igor Domsac

Según JP Morgan, la gran recesión que se aproxima en los próximos meses va a constituir la peor crisis económica de los últimos cincuenta años. La causa principal de estas predicciones es la falta de liquidez. Y es que la FED se ha visto obligada a salir al rescate, aumentando las reservas y bajando los tipos de interés. Éstos, para colmo, volverán a bajar a finales de este mes.

«Para Kolanovic, el fin de la bonanza económica llegará por culpa de un problema de liquidez. Y cuando empiecen las turbulencias, los programas informáticos que toman decisiones bursátiles actuarán de manera implacable, derribando los fondos y las acciones que hagan falta.

El analista predice que cuando llegue el pánico, todo el mundo intentará vender. Y dado que gran parte de las firmas de inversión programan sus posiciones para vender sus activos automáticamente ante determinados signos de debilidad, se producirá una concatenación que llevará al sistema contra las cuerdas: todo el mundo querrá deshacerse de sus acciones, pero nadie las comprará, con el consiguiente desplome».

Néstor Parrondo

Una crisis de liquidez

Ante la llegada de la crisis, las élites más ricas y poderosas buscan liquidez, por lo que se dedican a vender, para poder comprar más barato después. Para que no se produjese una reacción en cadena ante esta falta de liquidez, la Reserva Federal decidió imprimir billetes para aumentar sus reservas e inyectar capital en bonos del Estado. La cantidad inyectada (más de un billón de dólares) supera ya a lo que se inyectó en 2007 cuando quebró Lehman Brothers. La pescadilla se muerde la cola, y no parece tener final.

Esto es sólo el principio. La crisis se va a ir agravando progresivamente, dejando al sistema financiero pendiendo de un hilo. La única solución pasa por resetear el sistema bancario mundial. Y ahí Bitcoin jugará un papel primordial. ¿Quién será el primero en quebrar, provocando una reacción en cadena que afecte sin piedad a los mismísimos cimientos del sistema?

Por su parte, a pesar de retomar las negociaciones, la guerra comercial entre Estados Unidos y China continúa en plena efervescencia: mientras China advierte a las empresas estadounidenses por apoyar a los agitadores en Hong Kong, Estados Unidos añade a varias empresas tecnológicas chinas a su lista negra, y el país asiático responde con nuevas represalias.

Por si fuera poco, Trump ha anunciado nuevos aranceles que amenazan con detonar la recesión. Desciende la creación de empresas y de empleo, se producen despidos masivos en las grandes compañías, baja la producción en la industria… Todo indica que se acerca la próxima crisis económica, y sus consecuencias pueden ser catastróficas.

¿Cuál es la solución a la recesión?

«No creo que volvamos a tener un buen dinero hasta que se lo quitemos al gobierno de las manos, es decir, no podemos quitárselo violentamente, todo lo que podemos hacer es introducirlo astutamente de tal forma que no lo puedan parar».

F. A. Hayek (1984)

El dinero constituye la sangre de la economía. Si éste gozara de buena salud, debería mantener o incrementar su valor. Sin embargo, desde hace cien años, el dólar se ha devaluado progresivamente hasta casi perder su valía, y lo mismo le ha sucedido a la gran mayoría de monedas fiat. El hecho de que a los contribuyentes se les exija pagar intereses por un dinero creado de la nada es un atraco a mano armada que adelgaza cada vez más nuestros ahorros, vaciando además las arcas comunitarias.

Dollar Devaluation since 1913 | Compare Gold and Silver Prices
Evolución del valor del dólar desde 1913.

Creación de deuda

Al devaluar constantemente el valor del dinero, se crean nuevas deudas y se evita el ahorro, reduciendo la oferta laboral y aumentando la pobreza general. La economía nacional no se reactivará con medidas políticas, sino con la adopción de un dinero honesto que no pueda controlar ningún gobierno.

«Vivimos en un mundo lleno de dinero deshonesto. Prácticamente todas las monedas nacionales de la Tierra —ya sean dólares, libras, pesos, lo que sea— están plagadas de una persistente disminución de su valor.

El dinero honesto o dinero sano, por el contrario, es una forma de dinero que, en el peor de los casos, tiende a mantener su valor, es decir, la unidad monetaria tenderá a comprar la misma cantidad de “cosas”, año tras año. Sin embargo, lo más frecuente es que una moneda sólida aumente lentamente su poder adquisitivo con el tiempo.

Es un hecho poco conocido que en ciertos períodos de tiempo, en ciertos lugares de la historia, el valor del dinero en realidad aumentó durante largos períodos de tiempo. A pesar de toda la histeria sobre los supuestos horrores de la deflación, la caída de los precios es buena para casi todo el mundo —cuando esas caídas de precios son el resultado del progreso tecnológico y del aumento de la eficiencia económica—».

Spendabit

Bitcoin es dinero honesto

En el whitepaper de Bitcoin, la palabra «honesto» aparecía hasta quince veces. Y no es para menos, pues ésta constituye la clave para cambiar las reglas del juego, salir de la crisis y descentralizar el poder financiero. Ante el más que probable reseteo monetario, Bitcoin SV, la única criptomoneda que ha mantenido la honestidad con que se diseñó el protocolo original, se postula como la mejor candidata para sanear la economía planetaria y tratarnos de igual a igual.

Craig S. Wright, creador de la primera criptomoneda bajo el pseudónimo de Satoshi Nakamoto, ya nos lo advertía en abril: «Una de las razones por las que se creó Bitcoin es para acabar con la manipulación de los sistemas financieros. […] Bitcoin se creó como medio para garantizar un registro de auditoría inmutable. Con el tiempo, esto se vinculará a los inicios de sesión y mucho más. Para empezar, proporciona un rastro contra el blanqueo de dinero que no se puede alterar. Esto es suficiente para garantizar la privacidad y al mismo tiempo asegurar que no pueda existir el anonimato».

«La realidad de Bitcoin es que crea un sistema que detiene muchos de los problemas que hemos tenido en el mundo. Ahora mismo, el gobierno ruso evita las sanciones. Están construyendo su propia red, pero la verdad es que siguen confiando en SWIFT. El gran problema aquí es que SWIFT resulta terriblemente insegura y muy fácil de eludir. Por lo tanto, imagínese un sistema que sea inmutable y que ni siquiera los gobiernos lo puedan eludir. Uno que los ponga en orden. Uno que detenga la actividad criminal, ya que ésta puede ser rastreada, perseguida y que quienes violen la ley puedan ser llevados ante la justicia».

Craig Wright

Crisis, capitalismo y juego limpio

Cuando trascendemos las utopías colectivistas y analizamos la historia con detenimiento, el capitalismo ha constituido el gran paradigma del progreso. Los países que disfrutan de mayor libertad económica mejoran la salud, la educación y la calidad de vida de sus habitantes.

Como ya nos advertía Ayn Rand, «el capitalismo es el único sistema en la historia donde la riqueza no fue adquirida por el saqueo sino por la producción, no por la fuerza sino por el comercio, el único sistema que representaba el derecho del hombre a su propia mente, a su trabajo, a su vida, a su felicidad, a sí mismo».

BSV versus BTC

¿Y por qué BSV y no BTC? Pues muy sencillo: Bitcoin fue víctima de un secuestro por parte de las élites, que lograron centralizar su desarrollo, estrangular su potencial y convertirlo en un monstruo: el nuevo juguete especulativo para que los más ricos puedan seguir jugando a endeudar a sus vecinos. Pero la visión de Satoshi distaba mucho de centralizar el poder en los desarrolladores: su modelo se basaba en incentivos.

«Bitcoin no trata de “consenso social” o de algún otro sueño colectivista, sino de dinero capitalista diseñado para seguir la visión de Mises y Hayek. Es decir, dinero sólido que no puede ser degradado.

Lo peor sería reemplazar a los bancos centrales y al gobierno por tecnócratas desarrolladores. En este caso, tomamos a unos pocos economistas monetarios que no tienen ni idea y los reemplazamos por programadores con menos idea. Lo siento, pero Bitcoin fue diseñado para detener exactamente eso.

En Bitcoin, tenemos una estructura de incentivos que recompensa a los mineros (nodos) para que puedan mantener un dinero estable. […] Esta es la división de Bitcoin. […] Un sistema que es estable. El oro podía ser manipulado, ya que la forma de confiar en él era acuñarlo. Si se acuñaba, había que confiar en quienes lo hacían y ellos podían rebajarlo. Bitcoin, cuando es controlado en competencia por los mineros, no puede manipularse fácilmente, y a medida que escala, será cada vez más difícil de alterar, de degradar».

Craig Wright

Crisis, dinero y Bitcoin

En conclusión, ante la inminente amenaza de una devastadora crisis económica de consecuencias imprevisibles, Bitcoin SV se plantea como la alternativa más honesta y mejor diseñada. La única blockchain que hoy por hoy escala de manera ilimitada está de sobra capacitada para la adopción global por parte de instituciones y empresas de ámbito mundial. ¿Y tú? ¿Estás preparado para capear el temporal?