Cosmos (ATOM): el Internet de las blockchains

Cosmos (ATOM): el Internet de las blockchains

20 mayo, 2019 0 Por Alter Consciens

Cosmos es una red descentralizada de cadenas de bloques paralelas e independientes. Cada una de ellas está impulsada por algoritmos de consenso BFT (tolerancia a fallos bizantinos) como el de Tendermint.

Cosmos, un ecosistema de blockchains

En otras palabras, Cosmos es un ecosistema de cadenas de bloques que pueden escalar e interoperar entre sí. Su misión es facilitar a los desarrolladores la construcción de blockchains. Además, pretende romper las barreras entre ellas, permitiéndoles realizar transacciones entre sí.

El objetivo es crear una Internet de blockchains, una red de cadenas de bloques capaz de comunicarse entre sí de forma descentralizada. Con Cosmos, las blockchains pueden mantener su soberanía, procesar transacciones rápidamente y comunicarse con otras cadenas de bloques en el ecosistema. Esto lo convierte en un proyecto óptimo para una variedad de casos de uso.

La plataforma utiliza un conjunto de herramientas de código abierto, como Tendermint, el SDK de Cosmos y el IBC. Se ha diseñado para permitir que la gente construya aplicaciones de cadena de bloques personalizadas, seguras, escalables e interoperables rápidamente. Cosmos es un proyecto comunitario de código abierto construido inicialmente por el equipo de Tendermint. Todo el mundo es bienvenido a construir herramientas adicionales para enriquecer el ecosistema.

Cómo funciona Cosmos

La conexión entre las cadenas de bloques se logra a través de un protocolo llamado Inter-Blockchain Communication Protocol (IBC). IBC aprovecha la propiedad de finalidad instantánea del consenso de Tendermint (aunque puede funcionar con cualquier motor de cadena de bloques de finalidad rápida) para permitir que las cadenas se transfieran valor (es decir, tokens) o datos entre sí.

Cosmos hace que las cadenas de bloques sean potentes y fáciles de desarrollar con Tendermint BFT y la modularidad del SDK de Cosmos. Además, permite que las blockchains transfieran valor entre sí a través de IBC y Peg-Zones, a la vez que les permite conservar su soberanía. Por último, el proyecto posibilita que las aplicaciones de cadenas de bloques escalen a millones de usuarios a través de soluciones de escalabilidad horizontal y vertical.

En definitiva, Cosmos no es un producto, sino un ecosistema construido sobre un conjunto de herramientas modulares, adaptables e intercambiables. Se anima a los desarrolladores a unirse a los esfuerzos para mejorar las herramientas existentes y crear otras nuevas con el fin de hacer realidad la promesa de la tecnología de las cadenas de bloques. Estas herramientas son la base necesaria para crear la Internet descentralizada y el sistema financiero global del mañana.

Unas cifras espectaculares

El desarrollo de Cosmos está respaldado por la Fundación Interchain, con sede en Suiza. Jae Kwon, quien inicialmente propuso Tendermint en 2014, es uno de los principales desarrolladores y es miembro de la junta directiva de la Fundación Interchain.

Cosmos recaudó aproximadamente 16,8 millones de dólares en su ICO, la cual finalizó en abril de 2017. Desde entonces, el proyecto ha experimentado un metódico desarrollo. Su precio histórico más alto ha sido de 7,44 euros. Esta cifra la alcanzó el 16 de marzo de este año, tres días después del lanzamiento de su bloque génesis.

En el momento de redactar este artículo, Cosmos (ATOM) ocupa el puesto número 17 en el ranking de Coinmarketcap. Su precio es de 4,20 € y cuenta con una capitalización de mercado superior a los 800 millones de euros. Actualmente cotiza en 54 mercados, con 66.974.852 euros negociados en las últimas 24 horas.

El primer hub lanzado en la red es el Hub Cosmos. Se trata de una blockchain que utiliza como mecanismo de consenso la prueba de participación (PoS). Su token nativo se llama ATOM y las tarifas se pueden pagar con diferentes tokens.

__________
Colabora con el proyecto:
____________