Cómo guardar y enviar Bitcoin de manera anónima

Cómo guardar y enviar Bitcoin de manera anónima

12 abril, 2019 0 Por Eddy Pérez

En el artículo anterior comentábamos la importancia de mantenerse seguro, protegiendo la privacidad en línea y preservando el anonimato a la hora de enviar Bitcoin.

Protección al enviar Bitcoin

Recordamos, pues, que lo más importante en las transacciones de Bitcoin es mantenerse en todo momento protegido. Una vez asimiladas las pautas básicas, procedemos a adentrarnos en profundidad y conocer algunas herramientas que nos ayudarán a mantenernos a salvo en la red.

Anteriormente citábamos las carteras frías, las redes privadas virtuales (VPN) y los mezcladores (mixers). Pues bien, vamos a explicar de manera sencilla cómo utilizar todo esto.

Carteras frías

Si lo que queremos es mantener los bitcoins a salvo, durante un largo periodo de tiempo, lo más recomendable es una cold wallet (cartera fría). Se trata de una billetera que se encuentra fuera de línea en todo momento. De esta manera, si no hay conexión a Internet, no es posible resultar hackeado. Bien, dichas carteras consisten en un lápiz de memoria (pendrive) que se conecta al ordenador por USB. Sin embargo, estos dispositivos cuentan con unos sistemas de seguridad que los hacen imposibles de hackear y que almacenan nuestras claves privadas de la manera más segura. Cierto es que las criptomonedas constituyen dinero que está en nuestra propiedad, y somos nosotros los responsables de mantener nuestros fondos protegidos.

Dos de estas carteras frías, bien conocidas por los usuarios de criptomonedas, son Trezor y Ledger. Ambas resultan fáciles de configurar, con documentos de seguridad para apuntar la llamada semilla de recuperación. Esta última consiste en unas palabras o frase de seguridad, por si se da el caso de que perdemos la cartera o se rompe el dispositivo, poder recuperar las criptomonedas que guardamos. Aunque nos roben el dispositivo, no tendrían manera de sacar los fondos, ya que nuestra semilla es única y solamente nosotros la conoceríamos. También conviene aclarar que estas carteras fuera de línea son personales y no requieren identificación ninguna (nadie ha de saber que disponemos de cierta cantidad de criptomonedas en un lápiz USB).

Redes privadas virtuales

En caso de estar en línea, deberíamos contar con una VPN (siglas en inglés de «red privada virtual»), la cual nos facilita ocultar nuestra dirección IP. El uso de este software resulta tan simple como descargarlo, instalarlo y configurarlo.

Una red virtual privada utiliza un sistema de seguridad que hace prácticamente imposible localizar nuestro lugar de conexión. De este modo, al tener la libertad de configurar la red en cualquier país, también nos ofrece la posibilidad de realizar transferencias más anónimas. 

La red actúa de tal manera que remplaza nuestra dirección original por otra anónima que está siendo utilizada por múltiples usuarios. Estas redes no solamente las usan los usuarios de criptomonedas, sino cualquier individuo que quiere mantener su privacidad o llevar a cabo alguna actividad restringida por el gobierno de su país.

Carteras mezcladoras

Por último, comentar el sistema que compagina una wallet mezcladora (mixer) y un software que omite el monitoreo de nuestros movimientos en la red.

La mixer constituye una cartera online que nos ofrece anonimato a la hora de realizar transacciones. Básicamente, cuando nos disponemos a enviar Bitcoin a otra dirección desde la cartera Wasabi (la más utilizada para realizar estas operaciones sin posibilidad de seguimiento), vemos la diferencia con otras más simples. En ella, al configurar la wallet, nos instala a su vez un navegador llamado TOR, que nos permite navegar de forma segura. De esta manera, evitamos que nuestro historial de búsquedas quede reflejado en ningún servidor. TOR funciona enrutando el tráfico a través de diferentes servidores y cifrándolo en cada paso que avancemos por la red.

Con el navegador instalado y sin posibilidad de seguimiento de IP, abrimos la cartera y nos disponemos a enviar los fondos a otra dirección. Entonces, veremos que Wasabi utiliza un sistema llamado «cegado criptográfico». Éste consiste en mezclar nuestra salida con otras cien salidas más. Con esto conseguimos que al receptor le sea imposible ver cuál es el origen de la transacción. Al unificar los cientos de movimientos de salidas en distintos usuarios y con cantidades difuminadas, las salidas se reflejan en unidades más pequeñas. Con ello, logramos que resulte imposible localizar el origen de la transacción.

Cómo enviar Bitcoin con seguridad

Para la mayoría de los usuarios, ésta supone la manera más anónima de realizar transacciones. No obstante, siempre hay escépticos y conspiranoicos que reniegan de estos sistemas, declarando que fueron creados por las fuerzas de seguridad del gobierno, los servicios de inteligencia y demás agencias gubernamentales que nos controlan permanentemente. Dejando de lado las conspiraciones en contra de la NSA (Agencia de Seguridad Nacional) y otros departamentos, seguiremos utilizando este tipo de sistemas, pues protegen, en línea y fuera de ella, nuestros fondos.

enviar Bitcoin anonimato privacidad

Eddy Pérez
Eddy Pérez
Eddy Pérez es entusiasta de la tecnología blockchain, las criptomonedas y la seguridad en la red de Internet.

____________________________________________________________________

¡Síguenos en las redes sociales!
Telegram – Twitter – Facebook

¿Quieres ganar criptomonedas creando contenidos?
Prueba PUBLIQ, la nueva red social que te paga por publicar.