Chainlink: el oráculo descentralizado

Chainlink: el oráculo descentralizado

1 noviembre, 2019 0 Por Alter Consciens

¿En qué consiste la criptomoneda Chainlink (LINK)? ¿Cuál ha sido su trayectoria? ¿Qué ventajas competitivas ofrece frente a otros proyectos blockchain? ¿Cuáles son sus casos de uso? En este artículo analizamos el presente, el pasado y las proyecciones futuras de esta criptomoneda.

Chainlink y los contratos inteligentes

Chainlink (LINK) es un servicio de oráculo descentralizado. Nacida en septiembre de 2017, su objetivo consiste en conectar contratos inteligentes con datos del mundo real. Las cadenas de bloques no pueden acceder a los datos que se encuentran fuera de su red. Por ello, hacen falta oráculos que funcionen como fuentes de datos para la ejecución de los contratos inteligentes.

Los oráculos proporcionan datos externos (como, por ejemplo, temperatura, humedad, precio de un activo, etc.). Éstos desencadenan la ejecución de contratos inteligentes cuando se cumplen las condiciones predefinidas. Además, los participantes en la red de Chainlink reciben incentivos (a través de recompensas) al proporcionar a estos contratos inteligentes el acceso a fuentes de datos externas.

Si los usuarios desean acceder a datos fuera de la cadena, pueden enviar un contrato de solicitud a la red de Chainlink. Entre las modalidades de contratos disponibles encontramos un contrato de reputación, un contrato de emparejamiento de pedidos y un contrato de agregación. El contrato de agregación recoge los datos de los oráculos seleccionados para encontrar el resultado más exacto.

Chainlink LINK oráculo

Conectividad en la blockchain

En principio, el objetivo principal de la creación de Chainlink era proporcionar conectividad entre las cadenas de bloques y el software externo. Desde pagos bancarios o pagos minoristas (Visa, Paypal) hasta datos de mercado (NYSE, Bloomberg) y sistemas backend (SalesForce, SAP). Esto permite integrar la blockchain con las ventas fuera de la cadena y los pagos locales. El objetivo es convertirlos en contratos inteligentes a cambio de tokens. Así pues, LINK constituye un token EIP20 en la red de Ethereum con algunas funciones adicionales. La ICO se completó en septiembre de 2017, recaudando un total de 32 millones de dólares.

«El estado futuro del desarrollo de contratos inteligentes que Chainlink busca crear es uno en el que los contratos inteligentes se construyen a la misma velocidad que las aplicaciones web. Al igual que los desarrolladores web que tienen una multitud de datos de mercado, eventos, pagos y otras APIs a su disposición, los desarrolladores de contratos inteligentes deben tener una colección similar de entradas y salidas fáciles de utilizar. Chainlink está trabajando activamente para convertirse en el lugar donde los contratos inteligentes se van a encontrar fácilmente, implementar rápidamente e interactuar de manera segura con una gran colección de entradas y salidas externas preestablecidas en forma de contratos en cadena a los que pueden hacer solicitudes específicas de manera fácil y segura».

Sergey Nazarov

Chainlink y el mercado

Al contrario que otras criptomonedas, que alcanzaron su precio máximo en diciembre de 2017, Chainlink vivió su máximo histórico el 30 de junio de 2019, llegando a rebasar los 4 dólares por moneda. En el momento de escribir este artículo, su criptomoneda se cotiza a 2,69 dólares y se sitúa en el puesto número 15 por capitalización de mercado.

Si quieres comprobar la evolución de su desarrollo, puedes consultar este enlace. Desde luego, si sigue así, el proyecto cuenta con un amplio potencial de revalorización.

Por último, LINK, el token de Chainlink, se puede comprar en las principales casas de cambio: Binance, Kraken, Huobi, Bithumb, etc.