Causas de la recesión económica: ¿por qué se hunden los mercados?

Causas de la recesión económica: ¿por qué se hunden los mercados?

11 octubre, 2018 1 Por Alter Consciens

Durante el día de ayer, el Dow Jones perdió más de 800 puntos y la gran mayoría de las bolsas mundiales sufrieron una recesión considerable, a la que, de manera sorprendente, se unieron los bonos. Hoy, continúa la caída. Las criptomonedas capearon el temporal durante el día, pero no aguantaron el desplome durante la noche, con pérdidas en algunos casos superiores al 10%. Y es que Bitcoin cayó un 5% en tan sólo treinta minutos. ¿Qué está pasando en el mundo? ¿Se viene abajo la economía?

Durante la masacre del mercado de valores ocurrida ayer sucedió algo preocupante, y es que los bonos estatales también se desplomaron. Las ventas masivas en el mercado de valores generalmente envían a los compradores al mercado de bonos, pero éstos también cayeron en picado. Se trata de un extraño movimiento del mercado que a algunos les hace temer los peores escenarios.

Vitalik Buterin, cofundador de Ethereum, predecía ayer en Twitter que se producirá una crisis financiera en algún momento entre hoy y el año 2021. Y no le faltaba razón. Los mercados bursátiles de todo el mundo se agotan a medida que los temores de una recesión económica y el aumento de los tipos de interés asustan a los inversores. Las caídas en los futuros de Estados Unidos muestran que la venta no se está desacelerando. Y muchos son los que buscarán refugio en las criptomonedas.

Las ballenas manipulan el precio de las criptomonedas

En lo que respecta a las criptomonedas, parece que hay movimiento entre las ballenas. Ayer se movieron, por un lado, 22.100 BTC, y por otro, 15.219 BTC, además de 843 BTC de billeteras del año 2010. Además, se reclamó el premio de 310 BTC de Bitcoinchallenge, el cual fue movido a una cuenta de Poloniex. La tendencia bajista de Bitcoin hizo que el resto de criptomonedas cayeran sustancialmente.

Yuji Nakamura, un periodista japonés, afirmaba que quienes provocaron la caída del precio de Bitcoin en las últimas 24 horas probablemente fueran los usuarios de Corea del Sur y Japón. El volumen de las principales casas de cambio de criptomonedas en Asia, incluidas Bithumb, Bitflyer y Upbit, ha aumentado considerablemente en los últimos días, lo que sugiere que la venta de Bitcoin fue liderada por inversores asiáticos.

Sin embargo, Bitcoin mantiene sus niveles de soporte. Mientras su precio se mantenga por encima de la barrera psicológica de los 6.000 $, resulta altamente improbable que la criptomoneda dominante registre otra recesión importante. Aunque todo es posible en el caótico y vertiginoso mundo criptográfico.

¿Qué está pasando en los mercados?

Dow Jones vio su tercer mayor caída en un día de toda su historia. El baño de sangre luego se extendió a Asia, donde la bolsa de China perdió más del 5%. Europa está sufriendo ahora las consecuencias: todas las grandes bolsas bajaron al menos un 1%. Incluso el «índice de miedo» de VIX está aumentando, llegando a incrementarse un 5,4%.

En conjunto, las cinco compañías tecnológicas más grandes —Facebook, Apple, Amazon, Netflix y Google— perdieron 172 mil millones de dólares en valor en unas pocas horas. Eso supone aproximadamente la misma cantidad que toda la capitalización del mercado de las criptomonedas, y equivale al valor en dólares de todo el PIB de Argelia. Amazon, cuyas acciones cayeron un 6%, fue la gran perdedora.

La preocupación en Asia se ve agravada por las dudas de los inversores de que un nuevo estímulo del Banco Central de China ayudará a evitar que la guerra comercial del presidente estadounidense Trump, que ayer calificó de «loca» la subida de los tipos de interés por parte de la Reserva Federal, desencadene una recesión económica. Las advertencias sobre el crecimiento global del Fondo Monetario Internacional contribuyeron a las preocupaciones.

La corrección en los mercados llevaba tiempo viéndose venir. Tras diez años de crecimiento económico desde la gran crisis financiera de 2008, era lógico pensar que en algún momento esa tendencia tendría que revertir. Según Business Insider, once han sido los factores que han distorsionado los mercados globales en los últimos años:

1. Trump, por iniciar una guerra comercial global.

Poner barreras a los competidores a la larga significa que la producción nacional y las importaciones se vuelven más caras, la inflación aumenta, se realiza menos comercio global y los inversores reducen sus expectativas, y sus inversiones, de cara al futuro.

2. El gobierno chino y su amor por el robo.

Durante años, China ha permitido a sus compañías robar tecnología occidental y vulnerar la propiedad intelectual occidental. Durante años, Occidente no hizo nada al respecto. Finalmente, la administración Trump ha declarado la guerra a China por su burla de las normas comerciales internacionales. Ahora estamos viviendo el resultado.

3. El gobierno chino y su amor a la deuda.

La deuda china es casi el 320% de su PIB, cuyo crecimiento además se ha desacelerado. Durante años, el gobierno chino permitió que sus agencias estatales e industrias pidieran préstamos baratos para impulsar el crecimiento. Eso produjo un milagro económico que ha llevado a la economía china a convertirse en la más importante del planeta. Pero la deuda es deuda. Alguien debe pagarla (y volverse más pobre) o sufrir un incumplimiento (y volverse más pobre).

4. Capital riesgo: las valoraciones privadas excesivas han creado un mercado opaco e ilíquido.

Para sostener y justificar sus inversiones, las valoraciones de las empresas se han disparado. Hay más «unicornios» (compañías privadas de tecnología con un valor de al menos mil millones de dólares) de las que se pueden contar. El problema es que todo esto está ocurriendo en el mercado privado. Las compañías financiadas por fondos de capital riesgo sostienen sus valoraciones porque éstos dicen que son valiosos. El mercado de capital privado es ilíquido y opaco. Esto funciona bien en un mercado en alza. Pero en una recesión será muy difícil vender algunas de estas apuestas.

5. Capital privado: los préstamos apalancados están volviendo a crear una crisis de bonos basura.

El total global de «préstamos apalancados» ha alcanzado aproximadamente los 2,5 billones de dólares. Se trata de una deuda de alto riesgo y baja calidad. Como los bancos centrales han mantenido las tasas de interés cercanas a cero durante años, el capital privado ha estado buscando inversiones con tasas de interés mucho más altas. Pero las tasas más altas conllevan mayores riesgos. El problema es que tienen una calificación crediticia baja, y la calificación se restablece (a la baja) si los tipos de interés suben. Y están subiendo.

6. Nuestra adicción a los ETF: la compra sin sentido ha creado un auge en las acciones basado en el impulso, no en los fundamentos.

La mayoría de los gestores de fondos «activos» fallan al mercado cada año, por lo que un ETF garantiza que su rendimiento sea el mismo que el del mercado. Durante años, el mercado ha sido bueno. Cuanto mejor es, más gente invierte en ETF. Es un auge basado en el impulso, y nadie que posea un ETF en realidad examina sus defectos o valores fundamentales. Pero los auges llegan a su fin, por supuesto, y el impulso puede revertirse.

7. La Reserva Federal de Estados Unidos, que fue advertida por malinterpretar la curva de rendimiento de los bonos.

La curva de rendimiento de bonos es un predictor de recesiones. Si se invierte, a menudo se producen recesiones, ya que dicha inversión sugiere que los inversores están muy preocupados por la economía a corto plazo. Pero el presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Jerome Powell, dijo recientemente que la curva de aplanamiento era menos importante que la tasa de interés neutral. Muchas personas serias creen que es un error. La curva de rendimiento ha tendido a una inversión, y mucha gente piensa que la Reserva Federal está malinterpretando esa señal.

8. Italia, por no reformar su política o sus bancos.

Italia es la tercera economía más grande de Europa y la novena más grande a nivel mundial, y aun así es un caso perdido. Su sistema bancario está plagado de deudas incompletas. Y la economía italiana no está creciendo lo suficientemente rápido para resolver sus problemas.

9. Gran Bretaña: Brexit ha dejado a la quinta economía más grande del mundo sin un plan.

El Reino Unido es la quinta economía más grande del planeta y, sin embargo, no cuenta con un plan económico o comercial funcional para después de marzo de 2019, cuando vence su separación de la Unión Europea.

10. Turquía, Argentina, Venezuela y Pakistán sufren las consecuencias de sus acciones.

Podemos culpar a los gobiernos individuales de todos estos países de mercados emergentes por sus crisis económicas, pero eso sería como culpar a los árboles por estar en el bosque. El hecho subyacente es que todos estos países asumieron grandes deudas en dólares estadounidenses para fines de inversión interna, y como la Reserva Federal ha fortalecido el dólar, esas deudas ahora resultan demasiado caras.

11. El precio del petróleo se dirige a los 100 $ por barril.

Cada dólar extra gastado en la quema de petróleo es un dólar que no se utiliza mejor en otros lugares. El aumento del precio del petróleo también contribuye a la inflación. El precio del Brent está a más de 81 $ por barril, y eso reducirá el crecimiento económico.

¿Qué podemos hacer los usuarios al respecto?

Buscar refugio en las criptomonedas. Al menos, nuestra economía no dependerá de los bancos centrales o los gobiernos, que devalúan cada año el dinero y manipulan a su antojo los tipos de interés. Eso sí, quien decida adquirir este tipo de activos debe informarse bien previamente de su funcionamiento, prevenir los posibles riesgos e invertir solamente lo que se pueda permitir perder. Y recordar, sobre todo, que aquí ofrecemos opiniones, no consejos de inversión, pues cada uno es mayorcito para decidir por sí mismo dónde depositar su patrimonio.

__________
Colabora con el proyecto:
____________