¿Qué es una casa de cambio descentralizada (DEX)?

¿Qué es una casa de cambio descentralizada (DEX)?

17 mayo, 2019 0 Por Alter Consciens

¿Sabías que existen aplicaciones, llamadas DEX, donde intercambiar tus criptomonedas de forma descentralizada? Analicemos qué son, cuáles son sus ventajas e inconvenientes y cuáles son las más usadas.

Cuando dejamos nuestros fondos en una casa de cambio centralizada, como Coinbase, Kraken o Binance, los usuarios no disponemos de las claves privadas. Es decir, perdemos el control de nuestro dinero, habiendo de confiar la seguridad en un tercero. De este modo, se crea un vector de ataque muy jugoso: demasiada riqueza concentrada en un solo nodo.

Los robos multimillonarios han constituido una constante a lo largo de la historia de los criptoactivos, desde la bancarrota de Mt.Gox en 2014 hasta los recientes episodios de Cryptopia o Binance. Además, con las políticas de «conoce a tu cliente» (KYC) y «antilavado de dinero» (AML), estos nuevos bancos se convierten en los espías que vigilan desde arriba nuestros movimientos. En el nuevo paradigma, la confianza se descentraliza.

La solución más segura es guardar las claves que abren la puerta a nuestro criptodinero a buen recaudo, lejos de la red, en una cartera fría (billetera de hardware o de papel). Y, a la hora de comprar y vender, la opción menos vulnerable nos la ofrecen las casas de cambio descentralizadas.

Una casa de cambio descentralizada (decentralized exchange o DEX) es un mercado de código abierto para comprar o vender criptomonedas directamente entre usuarios. Nadie tiene el control de los fondos en un DEX, sino que los compradores y vendedores negocian sin intermediarios a través de aplicaciones de comercio entre pares (P2P).

En las casas de cambio descentralizadas, los fondos permanecen en todo momento en la cuenta del usuario, por lo que no serán confiados a una compañía comercial u otra tercera parte.

Ventajas de las casas de cambio descentralizadas

Las principales ventajas que ofrecen las casas de cambio descentralizadas son las siguientes:

  • Mayor robustez y resistencia a robos. La información de la cuenta no se comparte con el operador.
  • Los gobiernos no pueden cerrar un DEX porque está descentralizado y funciona a través de un amplio número de nodos.
  • No hay ningún servidor central que pueda caer o ser pirateado. En cambio, un DEX opera en la nube a través de una variedad de nodos.
  • Hay un mayor grado de privacidad porque no estás compartiendo tus datos con un operador central.
  • El usuario mantiene el control de sus fondos en su propia cuenta.
  • Una casa de cambio descentralizada puede ser más rápida porque es el usuario quien realiza directamente las operaciones.

Desventajas de los DEX

Las casas de cambio descentralizadas no son aptas para todos los públicos, pues presentan serios inconvenientes, a saber:

  • Requieren más trabajo, pues el usuario tendrá que realizar tareas que normalmente ejecuta la casa de cambio, como transferir dinero.
  • Los fondos no están regulados ni asegurados. Es posible que se requiera que las casas reguladas devuelvan el dinero en cualquier momento, por lo que mantienen los fondos en custodia para retiros rápidos.
  • La mayoría de los DEX no aceptan pagos con tarjeta de crédito o débito ni mediante transferencia bancaria.
  • El volumen de operaciones es generalmente escaso, lo que puede acarrear comisiones altas.
  • Los servicios disponibles son limitados. Por lo general, no se ofrecen operaciones de margen, stop loss, ni operaciones con divisas fiat.
  • Es posible que no haya ningún servicio de atención al cliente al que se pueda contactar cuando se produzca un problema.
  • Un DEX puede ser mucho más caro que una casa de cambio centralizada, ya que es posible el usuario tenga que adquirir gas cada vez que realice una operación.

Ejemplos de DEX más conocidos

Mucha gente utiliza DEX porque carecen de algunas de las barreras que ponen las casas de cambio centralizadas.
Bisq utiliza Bitcoin como moneda base, tiene pares para el comercio de fiat y altcoins, y se basa completamente en la cadena de bloques de BTC. El usuario tiene el control total y exclusivo de las claves de su billetera. Se ejecuta en una red p2p sobre Tor y puede conectarse a la red principal de Bitcoin o a su propio nodo local.

Entre los DEX más conocidos encontramos Shapeshift o Changelly. Pero hay muchas otras opciones: Altcoin.io, Waves DEX, EtherDelta, Oasis DEX, Switcheo Exchange o AirSwap son algunas de las posibilidades.

Counterparty DEX trabaja con la cadena de bloques Bitcoin para facilitar el comercio P2P descentralizado de criptomonedas. Por su parte, CryptoBridge es una casa de cambio descentralizada construido sobre la cadena de bloques de BitShares (BTS).

Kyber Network es un protocolo que agrega liquidez de una amplia gama de reservas, potenciando el intercambio de tokens instantáneo y seguro en cualquier aplicación descentralizada. Y 0x Project es un protocolo abierto que permite el intercambio de activos entre pares en la blockchain de Ethereum.

Bancor protocol es un poderoso marco de trabajo de código abierto que permite la detección automática de precios y conversiones entre tokens mediante el uso de múltiples contratos inteligentes.

Nash es una casa de cambio sin custodia que este mes finaliza su fase beta. Tras su lanzamiento, el objetivo de este exchange es ofrecer pares de operaciones con NEO y Ethereum. Será el primer DEX con BTC/LTC/BCH sin custodia.

Otras herramientas

Para comprobar cuál ofrece los mejores precios existe una herramienta muy útil llamada Dexindex. La mayoría de las aplicaciones descentralizadas utilizan derivados, también conocidos como tokens proxy o monedas de colores, lo que significa que cuando la operación se lleva a cabo no es realmente el comercio de los activos, sino de un marcador de posición, y luego los activos reales se depositan en cada dirección.

En contraste, en Block DX el usuario opera desde su propia cartera y los fondos permanecen en su control durante todo el proceso. Otras opciones interesantes incluyen Ramp Swaps o LocalEthereum. También se puede hacer a la antigua usanza: buscando usuarios cercanos que te vendan en persona en LocalBitcoins.

En definitiva, las casas de cambio descentralizadas constituyen sin lugar a dudas el futuro. Aunque quizás todavía resulten engorrosas para algunos usuarios, pronto superarán las dificultades, mejorando la tecnología. ¿A qué estás esperando para probarlos?