¿Blockchain pública o blockchain privada?

¿Blockchain pública o blockchain privada?

17 abril, 2019 0 Por Eddy Pérez

El objetivo de la tecnología blockchain es crear el mayor libro de contabilidad, inmutable y transparente. En la cadena de bloques (blockchain, en inglés) existen dos tipos de redes: pública y privada (o permisionada).

Blockchain pública

Comenzamos con la explicación de la red peer to peer (de persona a persona o de igual a igual) pública. Dicha red, como su propio nombre indica, es pública y accesible para cualquier usuario que disponga de una conexión a Internet.

El sistema descentralizado de la cadena de bloques permite que todos los participantes mantengan en sus ordenadores una copia de seguridad de todas las transacciones que ocurren en la blockchain pública. Así, se consigue el mayor libro de contabilidad, abierto e inmutable. Dicho esto, nadie puede cambiar a su gusto la contabilidad, ya que en el momento en que algo queda grabado en la blockchain, es imposible alterar su contenido.

Las cadenas públicas son plataformas descentralizadas y distribuidas, es decir, no están controladas por una empresa, organismo, ni gobierno.

En resumen, en la blockchain pública no hay restricciones para usuarios ni permisos de acceso. Además, la participación es anónima, con un mecanismo de consenso basado en la comunidad. Quizás todo esto suene muy bien y únicamente le podríamos marcar una falla que debería mejorar en el futuro: la velocidad de transacciones. Al ser un servicio público, hay un gran número de usuarios, por lo que la velocidad se resiente. Sin embargo, son problemas que, con el tiempo, llegarán a solucionarse.

Blockchain privada 

En segundo lugar, realizamos un repaso del segundo modelo de blockchain: la red privada.

Lo primero que tenemos que saber es que no podemos acceder a los datos de dicha red, ya que son de acceso restringido.

Para participar, es necesario un permiso o invitación por parte de las entidades que colaboran para mantener la red. Estas redes son conocidas por utilizarse en el ámbito corporativo, mayoritariamente entre empresas y gobiernos.

Se trata de una red distribuida a nivel interno, con reglas impuestas por la autoridad de la misma blockchain privada. La cadena de bloques privada puede restringir las actividades de los usuarios dentro de la misma. Es decir, hay transacciones que sólo pueden realizar algunos usuarios con un permiso emitido por la empresa o compañía. Esto consigue una capa adicional de seguridad en la contabilidad, así como acceso restringido y privado dentro de la misma red. Igual que funcionan hoy en día los distintos niveles de una empresa o gobierno, pero éstos aplicados a la tecnología blockchain.

Podemos resumir la cadena privada definiéndola como una sola organización, con acceso restringido al público, en la que los participantes no son anónimos. De hecho, los participantes de la red privada con permiso de administrador pueden consultar el total de los accesos. Por último, el atractivo que le podemos ver a la red privada, al ser menor el número de participantes, es la velocidad de las transacciones en la red. Ésta resulta infinitamente más rápida que en la cadena pública. 

Con esta breve explicación y comparación podemos hacernos una idea de cuál de las dos redes puede adaptarse más a nosotros como individuos o, en el caso contrario, como empresas o instituciones.

Eddy Pérez
Eddy Pérez
Eddy Pérez es entusiasta de la tecnología blockchain, las criptomonedas y la seguridad en la red de Internet.

____________________________________________________________________

¡Síguenos en las redes sociales!
TelegramTwitterFacebook

¿Quieres ganar criptomonedas creando contenidos?
Prueba PUBLIQ, la nueva red social que te paga por publicar.



¿Te ha parecido útil esta entrada?

¡Haz clic en las estrellas para puntuarla!

Nadie ha votado aún. ¡Sé el primero en hacerlo!

Si te pareció útil la entrada...

¡Síguenos en las redes sociales!

¡Sentimos que el artículo no te resultara útil!

¡Permítenos mejorarla!