Arte y tokenización en la era blockchain

Arte y tokenización en la era blockchain

6 mayo, 2019 0 Por Liber Zifrorum

La descentralización del dinero como herramienta para medir el valor permite a los artistas desintermediar el proceso de comercializar sus creaciones. Blockchain ofrece la posibilidad de prescindir de los intermediarios al proporcionar transacciones directas entre el creador y el comprador. Simultáneamente, añade la posibilidad de tokenizar obras de arte, tanto físicas como digitales, dotando a los activos artísticos de una identidad única imposible de falsificar.

En este artículo seguimos recogiendo las inquietudes de los criptoartistas respecto a la tokenización de sus obras de arte. Estas declaraciones y muchas otras se pueden leer en el grupo de criptoartistas que compartimos en Telegram. Si te interesa este tema, también puedes leer el artículo anterior: «Criptoarte: blockchain y nuevos desafíos para los artistas».

Plagio de obras de arte

En primer lugar, uno de los mayores problemas a los que se enfrentan los artistas es el plagio de sus obras por parte de personas sin escrúpulos que buscan lucrarse con el esfuerzo de los demás. ¿Blockchain lo solucionará? Sólo el tiempo lo dirá. ䷰䷸䷣䷝䷞䷊䷾䷝ nos cuenta su experiencia:

«El problema al que me he enfrentado de primera mano es que me roben grandes ideas. Específicamente, compartí un sueño/visión de cohesión que era una versión en línea/blockchain más autónoma y descentralizada de una importante estructura social centralizada. En lugar de trabajar conmigo para lograr la iniciación de este proyecto, un compañero de equipo con la misma perspectiva se invitó intelectualmente a ser el dueño y me excluyó. La broma es sobre él porque se pierde la imagen más grande. Sin embargo, todavía me molesta un poco ver a la comunidad usando un sitio web extrañamente similar cuyo dominio fue registrado dos días después de que yo divulgara el quid de la cuestión.
En mi modesta opinión, la venganza no se trata tanto de dar nombres como de vivir bien.
Viendo cómo los primeros Rare Art Festivals inspiraron esta noción, tiene sentido hacer una redacción formal y presentar el trabajo para su revisión en la secuela. […] Dicho esto, sigo creyendo que se requiere un agente intermedio y que no necesariamente tiene que estar dirigido por humanos».

䷸䷣䷝䷞䷊䷾䷝

El criptoarte, aún en pañales

Después de lo dicho, ䷸䷣䷝䷞䷊䷾䷝ añade:

«Sin embargo, me gustaría que hubiera algún tipo de estructura en marcha y funcionando en este momento. No obstante, el panorama general muestra que se necesitan avances tecnológicos/educativos para hacer posible que cualquier usuario tenga el conocimiento y la interfaz de usuario para posiblemente tokenizar el arte virtual de manera más efectiva. Todavía hay obstáculos a los que se enfrentan los recién llegados y que pueden superarse con el trabajo en equipo.
Un proyecto sostenible debe tener un equilibrio entre in/mutabilidad y des/centralización que permita lo mejor de ambos mundos».

䷰䷸䷣䷝䷞䷊䷾䷝
«Run on the Banks» (Lucho Poletti).

Lucho Poletti, por su parte, señala el inconveniente de la volatilidad creada por la fiebre especulativa:

«Coincido en que las exposiciones de IRL son súper importantes. Desafortunadamente, como todo lo demás, en mi opinión esto sólo se va a recuperar cuando la especulación del mercado y la cobertura de los medios de comunicación se intensifique. Art Basel Miami podría haber sido genial para conseguir más exposición para el criptoarte, pero casi todo lo relacionado con crypto fue cancelado. La gente no quería invertir en ello cuando el sentimiento del mercado era tan malo».

Lucho Poletti

Tokenizar el arte

En cambio, a Brekkie von Bitcoin le interesa la posibilidad de registrar sus obras en la cadena de bloques de Bitcoin:

«¿Alguien tiene una plataforma preferida para tokenizar piezas? También la mayor parte de mi arte está relacionado con Bitcoin, ¿alguien conoce ya una forma de usar la blockchain de Bitcoin para tokenizar? Obviamente no es un token sino una forma de insertar algunos datos en un bloque».

Brekkkie von Bitcoin

Y artonymousartifakt le ofrecía algunas alternativas:

«SuperRare es una plataforma muy bonita. También deberías echar un vistazo a Pixura.
Funcionan sobre Ethereum, sin embargo. No estoy familiarizado con plataformas similares construidas sobre Bitcoin».

artonymousartifakt
«Super Pump» (Nino Arteiro).

En la misma línea, el criptoartista brasileño Nino Arteiro añadía:

«En cuanto a la creación de coleccionables digitales en la cadena de bloques de Bitcoin, tal vez Johnny Dollar (@Johnny_Dollar_Art) puede aportar algo de luz. Él escribió este artículo en Medium.
Estoy haciendo un estudio sobre la creación de coleccionables digitales y veo que es un tema muy difícil y complejo. Si quieres más autonomía y no quieres utilizar las galerías virtuales que facilitan la vida del artista, pero que cobran por este servicio, tendrás que pasar una buena cantidad de tiempo estudiando para aprender a crear tu propio contrato inteligente de coleccionables digitales.
Más tarde haré un tutorial (si alguien quiere ayudar, se lo agradezco) bien detallado y didáctico para hacer la vida más fácil a los artistas que no tienen muchos conocimientos de programación. Tenemos que contribuir con los artistas independientes que vienen y no quieren usar las galerías virtuales (intermediarios), no quieren pasar con los programadores y quieren vender P2P. Ahora la programación es más bien una herramienta de arte….

Nino Arteiro

Obras de arte en la blockchain

Asimismo, el artista francés Peter Bock ampliaba el círculo de posibilidades:

Los tokens de arte basados en Counterparty pueden ser creados fácilmente usando herramientas del creador de Spells of Genesis.
Su aplicación Book of Orbs es bastante buena para coleccionar y vender muchos tokens de arte.
En Ethereum estoy en SuperRare y KnownOrigin (requisitos más altos de tamaño y calidad).

Peter Bock

Posteriormente, Chiefmonkey nos detalla cómo procede él para tokenizar sus obras:

¿Se trata de un trabajo físico? Aquí hay una manera MUY BÁSICA de hacerlo:
– El cliente paga por mi trabajo en BTC a una dirección dedicada.
– Escribo el tx id en el reverso de la obra y en el Certificado de Autenticidad.
– En el Certificado de Autenticidad he hecho un borde que es básicamente el código QR de la dirección BTC dedicada.
– Tú o el cliente podéis escanear el borde y encontrar el tx id de la pieza de arte que coincide con el del certificado.
– Adicionalmente, en el pago se puede escribir un mensaje para registrarlo más adelante en la cadena de bloques.

Para la promoción uso Telegram principalmente… El cliente quiere una de mis piezas…. Le envío la dirección de BTC… Paga… Copio el ID de transacción… Lo pongo en el reverso del trabajo y en el Certificado de Autenticidad… El Certificado tiene un borde hecho con el código QR… Trabajo realizado».

Chiefmonkey

Reventa de obras

No obstante, Don Cornleone expresaba sus dudas al respecto:

«Supongo que lo que no sigo es que si el comprador original revende la pieza, ¿cómo se pasa la certificación al nuevo comprador? Está certificada por ti con una transacción escrita en la parte posterior de la pieza, pero, ¿cómo es esto más seguro que firmar por delante? Estoy interesado porque la única manera en que he visto una obra de criptoarte vendida varias veces es vendiendo o transfiriendo un token».

Don Cornleone

Miguel, además, explora nuevas posibilidades:

«Es necesario comprobar Dgoods y NFT (tokens no fungibles) / SFT (tokens semi-intercambiables)… Creo que en la mayoría de los casos los artistas utilizarán SFT. SFT es el futuro».

Miguel

Pero a Brekkkie von Bitcoin no parecen convencerle:

«Sí, este es el gran problema. NFT funciona

para esto, creo, pero no me gusta esa solución. Para el arte físico, no estoy tan preocupado por eso. Es más bien un truco en este momento. Me preocupa más crear arte que promueva el Bitcoin en lugar de hacer un token de lo que estoy haciendo.

Brekkie von Bitcoin

Mundo físico y virtual

Por último, Chiefmonkey responde, dejando en evidencia el abismo todavía existente entre el mundo físico y el digital:

«No es un medio para rastrear la procedencia… Es sólo una forma básica que inventé para adjuntar un elemento físico a la cadena de bloques. No es perfecto a largo plazo.
Si el comprador original lo vende, también debe entregar el certificado, obviamente, pero el segundo comprador tendría que escribir su identificación de tx en el reverso de la pieza y en el certificado si desea seguir su rastro.
Todavía firmo las piezas con una buena firma a la antigua. No obstante, una firma puede ser copiada, como a menudo lo es… Sin embargo, un tx id sólo puede pertenecer al vendedor y comprador involucrado en la primera venta.
Voy a usar a estos tipos en el futuro para mis obras de arte… Ellos hacen la procedencia completa en la cadena de bloques».

Chiefmonkey

Además de la parte teórica, los criptoartistas adoran la acción. Por ello, han creando un grupo llamado GAC (Group for Actions in Cryptoart), con iniciativas coordinadas para la difusión del criptoarte. Y es que, si la blockchain ha llegado para quedarse, al mundo del criptoarte ya no hay quien lo pare.

__________
Colabora con el proyecto:
____________