European Blockchain Convention: diseñando la nueva economía

European Blockchain Convention: diseñando la nueva economía

Blockchain Business
3 diciembre, 2018 por Carlos Callejo
157
El pasado 29 de noviembre de 2018 se celebró en el lujoso hotel NH Collection Tower de Barcelona la primera edición de la European Blockchain Convention. La jornada, en principio, aparecía llena de conferencias individuales y debates con grandes moderadores, abarcando prácticamente todos los temas sobre el presente y el futuro inmediato del ecosistema blockchain.
Autor de la imagen: Francesco George Renzi.

El pasado 29 de noviembre de 2018 se celebró en el lujoso hotel NH Collection Tower de Barcelona la primera edición de la European Blockchain Convention. La jornada, en principio, aparecía llena de conferencias individuales y debates con grandes moderadores, abarcando prácticamente todos los temas sobre el presente y el futuro inmediato del ecosistema blockchain.

Nada más llegar al hotel, no tuve ningún problema en conseguir mi pase para asistir a un previo café y luego al evento. Todo transcurrió con fluidez y me gustaría destacar que durante toda la jornada se respetaron los tiempos del planning inicial, lo cual no suele resultar habitual.

La sorpresa inicial

Los fundadores de esta iniciativa, que pretende constituir la primera de muchas, son Daniel Salmerón y Victoria Gago, quienes presentaron el evento en unos pocos minutos para dar paso a la primera ponencia. Antes, nos dejaron la sorpresa de la jornada: la inclusión, fuera de programa, del panel sobre el Petro, la «criptomoneda» desarrollada por el gobierno de Venezuela. Pasemos a echar un vistazo a los diferentes paneles y mesas redondas que configuraban la jornada.

El primer panel, «El estado actual de blockchain», fue liderado por Joey García, partner de ISOLAS LLP, quien puso énfasis en la adopción de blockchain por parte de IBM, Nasdaq, Goldman Sachs o PWE, entre otras. Además, comentó el poder del código y las regulaciones de los exchanges, y lanzó un par de cuestiones para tener en cuenta para el año 2019: las STOs y las stable coins.

El siguiente panel, «El primer partido político en blockchain», corrió a cargo de Catalin Sorin, miembro del Parlamento Europeo, quien habló de diferentes organizaciones políticas y la dificultad de homogeneizar un marco regulatorio común. Parecía a primera vista que este europarlamentario no tenía conocimientos profundos ni posibilidades de cambio de esta tecnología.

Blockchain para reinventar la democracia

La primera mesa redonda, «Reinventando la democracia», contó con la presencia de Ismael Arribas, dueño de Kunfud, como moderador, y con la participación de Catalin Sorin (parlamentario europeo), Marc Rocas (Bockchain Catalonia), Teresa Alarcos (Madrid Startup Community Forum) y Monstse Guardia (Banco Sabadell y Alastria). El debate se centró en las nuevas posibilidades de blockchain en los cambios internos de empresas o bancos, por ejemplo, con la posibilidad de realizar votaciones transparentes e inmutables. También hablaron de gobernanza en administraciones públicas, ciudades inteligentes, e incluso de cómo esta tecnología acabaría con la corrupción.

La siguiente mesa redonda, «Mapeando el mapa global de las tecnologías de contabilidad distribuida», moderada por Flavio Soares (Soares & Vacite), tuvo como participantes a Xavier Gasia (AddVANTE), James Muscat Azzopardi (Azzopardi & Associates), Joey García (ISOLAS LLP), Guenther Dobrauz (PwC Legal Switzerland) y Joshua Ashley (Klayman LLC). Éste fue uno de los debates más enriquecedores, mostrándonos cómo esta tecnología impacta directamente contra muchas regulaciones, y numerosas veces, en muchos ámbitos diferentes.

Cuando lanzamos una ICO o una aplicación disruptiva, dependemos de en qué lugar se realiza, dónde se gestiona, dónde radica la empresa y la identificación de los fundadores y los usuarios. Finalmente, en términos legales y fiscales, es un problema que han de enfrentar las diferentes regulaciones. Según los propios ponentes, no estamos cerca de encontrar una norma común entre los Estados o gobiernos. Se hicieron algunas alusiones a por qué el fenómeno ICO ha ido decayendo y el mercado se ha ido actualizando con los intereses de los proyectos y los inversores. Se dejó la ventana abierta hacia la posible incursión de las STOs.

Mejorando el sistema financiero

Luego le siguió un panel, «Keynote», con Michael Kumhof (consejero en el Bank of England), donde pudimos ver cómo blockchain puede mejorar tanto procesos internos como externos en las entidades bancarias. Michael incluso habló de lo fácil que resulta crear una moneda bancaria y obtener todos estos privilegios en ahorro y control fiscal basándonos en su trazabilidad.




El siguiente panel, «Hacia el fin del dinero en efectivo: el Banco Central y las monedas digitales», fue moderado por José Parra Moyano (candidato a doctor en Blockchain por la Universidad de Zúrich) y participaban Thomas Moser (Swiss National Bank), Michael Kumhof (Bank of England), Marius Jurgilas (Bank of Lithuania) y Sergio Gorjón (Banco de España). Se habló de la importancia de los bancos centrales para elegir una tecnología o criptomoneda acorde con los intereses de todos, ponderando la importancia en la sociedad del banco y su afinidad al Estado.

Además, se hizo hincapié en las bondades que traería una moneda digital y su aplicación fuera del sistema individual del banco, pues le permite también el acceso a ese registro de actividad del usuario. Gracias a los bancos y a sus inversiones en I+D, blockchain puede constituir una realidad en 2019, con muchos casos de uso en el sistema financiero.

Blockchain European Convention 2018
Autor de la imagen: Francesco George Renzi.

Otro panel colaborativo, «Usos de blockchain y tecnologías de contabilidad distribuida en 2018», moderado por la cofundadora del evento, Victoria Gago, contó con la presencia de Virginia Cram (Trianulary Sárl), Henrik Hvid (Trustworks) y Jorge Lesmes (EMEA Everis), quienes hablaron de las bondades que esta tecnología ha aportado durante el último año en todos los ámbitos y sectores, centrándose en la trazabilidad, la inmutabilidad o la certificación en todas sus modalidades.

Hacia la aceptación institucional

El último panel de la mañana tenía por nombre «Superando barreras hacia la aceptación institucional de activos digitales», con el moderador Pernille Enggaard (Radio24syv) y participantes como Stephanie Ramezan (DAG Global), Eneko Knörr (Pheidon Capital) y Karl Schranz (E&S Group). Los ponentes explicaron que el principal problema de los exchanges actuales que funcionan con criptomonedas es la liquidez, pues nos encontramos en un momento en el que pocos inversores ven un mercado del que fiarse y sí una burbuja, sin entender verdaderamente el poder especulativo a largo plazo de una criptomoneda. Queda pendiente la regulación, pero una vez que pasemos ese estadio el proceso resultará mucho más sencillo para todos.

Por fin, llegó la controversia: la presentación traída desde Venezuela por Joselit Ramírez, presidente de la Superintendencia Nacional de Criptoactivos y Actividades Conexas (Sunacrip). Ramírez mostró su propia visión del proyecto Petro (en español, al contrario que en el resto de la jornada, que transcurrió en inglés), resaltando en especial su nuevo whitepaper, que asegura que el activo está respaldado por petróleo. Además, puso énfasis en la transformación de la economía mundial y el establecimiento de un mundo más justo y multipolar, donde Venezuela quiere jugar un papel importante. Asimismo, abrió la posibilidad a desarrolladores y proyectos en ámbitos de blockchain de crear un marco regulatorio donde amparar cualquier actividad, siendo Venezuela un país pionero en este ámbito. A sabiendas del coste de la electricidad y lo importante que resulta para la minería de cualquier proyecto PoW, suponemos que será un buen lugar para poner a las máquinas a funcionar.

Lógicamente, viniendo de Venezuela, el aforo se miraba con incredulidad, conscientes del estado actual de la economía en el país, donde el pueblo atraviesa una situación trágica en mucha parte culpa de la gran inflación a la que se ha sometido su moneda de curso legal. Esto generó algunos pequeños altercados desde la grada, increpando al ponente. Veremos si realmente el Petro tiene recorrido, pero por su tecnología, sus intenciones y dónde está radicado, yo, personalmente, no confiaría mi dinero en él.

Continuamos la intensa jornada dedicada a la cadena de bloques con el panel «Ciudades inteligentes y el Internet de las cosas», del cual esperaba mucho más, moderado por Joshua Ashley (Klayman LLC) y en el que participaron Stefan Junestrand (miembro del Observatorio y Foro Europeo de Blockchain) y Lewis Freiberg (IoTA Foundation). La agilidad de los procesos, la automatización y el ahorro de costes que supone blockchain facilitará el diseño y la gestión de las ciudades inteligentes. Importante la evangelización de dicha tecnología en las administraciones públicas y los usos tanto para la ciudad como para los ciudadanos, en todos los ámbitos.

Comunicación entre cadenas de bloques

Otro panel: «Mediadores entre cadenas: facilitando la interoperabilidad blockchain», moderado por Manel Medina (MsC Cybersecurity) y como participantes Marta Piekarska (Hyperledger), Víctor Escudero (S21sec) y José Parra Moyano (candidato a doctor en Blockchain por la Universidad de Zúrich). Los conferenciantes iniciaron el discurso hablando de la falta de conocimiento de los entresijos de la propia tecnología, blockchains públicas donde empresas y actores tienen miedo de poner a la vista de todos sus transacciones y otras opciones semipúblicas, como Hyperledger, para diferentes enfoques. Se necesita una interoperabilidad entre cadenas de bloques diferentes para aportar un valor diferencial a todo el ecosistema. En realidad, la moderadora del debate fue Marta Piekasrka, pues llevó en todo el momento el peso de las preguntas y el rigor de la charla.

Posteriormente, tuvimos la oportunidad de asistir a una presentación del proyecto Wibson, un mercado descentralizado de datos que ofrece tokens por interactuar dentro de la aplicación, lógicamente ofreciendo tus datos (que por ahora los ofrecemos gratis). Una iniciativa muy interesante. También presenciamos una introducción a Survey Expert, una plataforma de vigilancia blockchain que conecta a investigadores y participantes de todo el mundo.

Nuevos paradigmas financieros

El penúltimo panel, «¿El nuevo paradigma?», moderado por Lisa Schurter (Narwhal Sales), contó con la presencia de Cristina Carrascosa Marina Niforos (miembros del Observatorio Europeo de Blockchain), así como Xavier Simó (INLEA) y Alex Sicart (Shasta). Actualmente, enfrentamos el problema de que las aplicaciones creadas sobre blockchain no alcanzan aún la incidencia que debería ejercer en los usuarios para que se manifieste realmente su carácter disruptivo. Además, pensamos en implementar blockchain en los procesos actuales cuando quizás deberíamos pensar en cambiar esa forma de trabajar, apoyándonos en la tecnología. En este caso, sería mucho más probable que se produjera el cambio. Quisiera a su vez acentuar la positiva intervención de Cristina Carrascosa, la abogada más reconocida del ecosistema blockchain español.

Tras su intervención, tuve la ocasión de volver a encontrarme con otros proyectos, como Energy One, una blockchain comercial de energía que ha servido a miles de hogares en Alemania desde 2017, y Bitlattice, una novedosa arquitectura multidimensional que apunta más allá de la cadena de bloques. Los proyectos ganadores del concurso fueron Survey Expert y Energy One.

El futuro de blockchain

El punto final de la jornada lo puso la mesa redonda con el panel «Blockchain 2023», donde se dijeron cosas muy positivas acerca del ecosistema. Esta charla fue moderada por Susana Esteban (S. Esteban & Partners) y como participantes Lory Kehoe (ConsenSys), Corinna Scatenna (encargada de la parte legal en el banco móvil FerratumBank) y Marjan Delatinne (directora bancaria en Ripple). Las cuatro profesionales nos hicieron llegar a la conclusión de que la tecnología existe, de que en 2023 se piensa que sobre todo en el sector financiero tendrá adopción masiva y que los bancos serán aseguradores digitales de tokens. Lógicamente, hay que pasar muchos estadios diferentes pero en general, al menos en el término económico, la mentalidad es positiva. Incluso se llegó a hablar de marco regulatorio y en la misma dirección en toda la Unión Europea, ya que esta tecnología apuesta por la globalización.

Entre todas las ponencias organizadas, muchos ponentes, mucha información, continuas pausas para tomar un café con algo de picar, el parón grande a la hora de comer en un bufet de pie y después otras pausas para comentar la jugada con los compañeros y atenuar el posible cansancio mental ante tanta información. En general, el evento cumplió con puntualidad los horarios y necesidades, y los asistentes nos sentimos bien atendidos tanto por el hotel organizador como por los fundadores de la iniciativa.

Después de la explicación de toda la jornada, y de haber aprovechado toda la información que nos aportaron personas de tan alto nivel, queda la duda, como en la mayoría de este tipo de eventos, si realmente merece la pena desplazarse y pagar la entrada conociendo los perfiles de los ponentes y el mensaje que lanzan. Lógicamente, si un ponente paga o patrocina un evento, no quiere preguntas incómodas, ni entrar en debates serios, como sucedió, por ejemplo, en la presentación del Petro.

Normalmente, muchos de los profesionales acuden a este tipo de eventos a hacer networking y para ello ésta suponía una ocasión única, por su carácter internacional, pero los momentos para ello resultaron escasos y faltó tiempo al final de la jornada para tal fin.

Conclusiones

En definitiva, vivimos una jornada intensa, donde la tecnología vuelve a salir victoriosa frente al mercado especulativo de las criptomonedas. Al mismo tiempo, los agentes importantes (como bancos, reguladores y políticos) van tomando caminos similares y escogiendo nichos de mercado. Iniciativas como ésta sólo abren más las ganas de los que estamos aquí desde el principio de seguir vislumbrando desde otras perspectivas hacia dónde nos puede llevar este nuevo paradigma.

Pronto tendremos noticias de la Unión Europea sobre la adopción de la tecnología e incluso la creación de su propia criptomoneda, lo cual no supondría precisamente descentralización para los usuarios, nosotros, pero ése es un tema aparte. Una cosa está clara: blockchain, con sus pros y sus contras, ha venido para quedarse.

 

Carlos Callejo González es CEO de Blockimpulse.com.

Add a comment

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.