¿Ha estallado la burbuja de las criptomonedas?

¿Ha estallado la burbuja de las criptomonedas?

Criptomonedas y tokens Criptomundo Crypto Market
8 septiembre, 2018 por Alter Consciens
855
¡Cuidado! ¡Bitcoin y las criptomonedas constituyen una burbuja financiera peor que la de los tulipanes! Hasta la saciedad lo han repetido los medios de comunicación tradicionales. Han sembrado de miedo las ciudades, el pánico se ha diseminado por las calles, y la caída estrepitosa de los precios en los criptoactivos principales parece corroborar sus maquiavélicos planes.
Burbuja criptomonedas

¡Cuidado! ¡Bitcoin y las criptomonedas constituyen una burbuja financiera peor que la de los tulipanes! Hasta la saciedad lo han repetido los medios de comunicación tradicionales. Han sembrado de miedo las ciudades, el pánico se ha diseminado por las calles, y la caída estrepitosa de los precios en los criptoactivos principales parece corroborar sus maquiavélicos planes. Sin embargo, analicémoslo con más detalle.

La burbuja de las criptomonedas

El pasado 3 de julio, Yahoo! Finanzas aseguraba: «Fue bonito mientras duró. La frase estrella que se dice cuando una burbuja especulativa explota se puede usar perfectamente en el caso de las criptomonedas: miles de personas se habrán hecho ricas, pero son cosa del pasado y los nuevos inversores deben desconfiar de ellas. Así lo parece tras certificarse que más de 800 criptomonedas han desaparecido en los últimos meses. Es decir, su valor ha caído a cero y nadie compra. Parece que el momento de este tipo de divisas ya es cosa del pasado».

Para discernir con claridad la veracidad de tan agoreras afirmaciones, conviene primero situarnos en perspectiva. El 24 de julio, la publicación online HowMuch.net publicaba en su página la siguiente gráfica, que nos hemos tomado la molestia de traducir para nuestros lectores:

 

 

Burbuja criptomonedas

 

Como afirma Raúl Amorós en el mismo artículo: «Nuestra visualización puede ayudar a situar las cosas en perspectiva. El mercado de criptomonedas es sin duda uno de los activos de más rápido crecimiento y más emocionantes en el mundo, y de hecho hace que mucha gente piense en la burbuja de las puntocom de los años 2000. Algunos incluso dicen que se trata de la burbuja más grande de todos los tiempos. […] Pero a pesar de toda la publicidad, todo el mercado crypto sólo vale una pequeña fracción del mercado del oro, que en sí mismo sólo vale aproximadamente el 10% de los mercados bursátiles del mundo entero. ¿La buena noticia? Si la burbuja ya ha estallado, hay un gran potencial de crecimiento en las criptomonedas».

Miguel Caballero, CEO de Tutellus, afirmaba ayer en Twitter: «El mercado (o burbuja) cripto es un píxel en el universo de los mercados. De verdad, somos una mota de polvo, ni tulipanes ni leches. Hoy, el mercado cripto tiene una capitalización de 200.000 millones de dólares: un 0,04% del valor del mercado de los derivados, por ejemplo. Con esto quiero decir que somos un “juguete” para las grandes familias que controlan el mundo, cualquiera podría hacerse con él enterito para desayunar».




El valor real de las criptomonedas

José Antonio Bravo, economista y miembro fundador de Avalbit, nos recordaba recientemente en un grupo de Telegram el verdadero valor subyacente que tienen las criptomonedas: «considero importante el concepto de “Internet del valor”, como un fenómeno que va erosionando el poder de los Estados, en el caso de Internet frente a la información, y en el caso de Bitcoin frente al valor. Simplificando al máximo, primero es algo que no utiliza nadie, luego se empieza a utilizar y se contemplan riesgos, como perder el monopolio de la información, en una tercera etapa intentan poner puertas al fenómeno, con mayor o menor éxito, y en una cuarta fase, acaban aceptando que no pueden hacer nada contra ello. Internet es más poderoso que el gobierno más cerrado que haya en el planeta. Ni Corea del Norte puede parar lo que ha supuesto Internet para la sociedad. No ha sido una desaparición de la manipulación de la información por parte de los poderosos, pero ha producido una erosión bastante importante. Y, en ese aspecto, las criptomonedas pueden ser instrumentos que erosionen la posibilidad de que mediante una política económica se tomen decisiones sobre el dinero que se mantiene en un territorio. Gracias a Bitcoin se pueden saltar las restricciones de circulación de dinero en un determinado territorio. Una devaluación forzosa o un corralito pueden evitarse».

Álex Viñas, Business Advisor & Development en Blockchain Open Lab, precisaba a su vez en el grupo Crypto Freedom: «Para mí la faceta de reserva de valor siempre existirá en BTC. Al final es un activo apolítico que puedes enviar de lado a lado del mundo sin que nadie te lo impida. Es cierto que si la red la usan dos personas pues como que no, pero siempre que haya un mínimo suficiente de usuarios para mantener la red segura, entonces existirá un valor, porque puedes tener un activo que no se ve afectado por temas geopolíticos, cosa que hacia el futuro que vamos, es muy interesante».

Al hilo de la conversación anterior, FrontLever añadía: «Es gracioso el argumento de los nocoiners. La mentalidad binaria que impera en casi todos lo ámbitos. Pensar que somos utópicos porque supuestamente pensamos que Bitcoin sustituirá al dinero fiat y al sistema financiero actual. O es eso o es una burbuja. La realidad es que es una alternativa, “sólo eso”. No tiene por qué competir con el dinero fiat ni con el oro. Es una red de confianza robusta para transmitir valor que está ahí para quien quiera y necesite usarla. Imagina poder “transportar” tus ahorros de un país en conflicto a otro sólo memorizando una clave y poder acceder a ellos incluso sin Internet. Imagina vivir un corralito y poder refugiar tu dinero en esa red sin miedo a que una autoridad central te bloquee el acceso. Vivir en un país donde tu moneda local no para de devaluarse… Las posibilidades de las criptomonedas son tantas que cuestan imaginarlas. ¿El precio? Un valor especulativo que no refleja este potencial ni de lejos, bajo mi punto de vista».

Los enemigos de la libertad

Sin embargo, algunos se resisten a rendirse y van a tratar por todos los medios de controlar también estas herramientas con el potencial de proporcionarnos libertad financiera para que Estados y gobiernos aparten sus manos de nuestro dinero. Miguel Caballero, que recomendaba la visualización de este vídeo, continuaba:

«La estrategia de estas familias es la de siempre: controlar el mundo, controlar a los ciudadanos, controlar los países, los mercados y las guerras. Y ahora quieren controlar el mercado cripto porque saben que, por primera vez, podría ser incontrolable, y no les gusta. ¿Cómo lo pretenden hacer? Es más fácil de lo que parece: comprar, comprar y comprar. Comprar barato, acumular, y (llegar a) controlar las blockchains; almacenar en wallets y vender derivados, utilizando como colateral el propio token. ¿Qué estrategia siguen? Vamos a bajar el ánimo de los mercados, vamos a hacer que la SEC retrase todo lo posible la aprobación de los ETF de BTC, y así con cada aplazamiento el precio de los tokens cae, el ciudadano se preocupa, vende barato y nosotros acumulamos.

¿Pero quién está detrás de los propios vehículos de los derivados que se pretenden aprobar? ¡Bingo! ¡Las mismas familias que controlan los mercados donde van a cotizar y que controlan la propia SEC! Cruces de sociedades cuyos dueños… son los mismos. Es decir: ya están comprando BTC, aplazan al máximo la aprobación de futuros (para que bajen más los precios) y cuando los aprueben, entrarán ingentes cantidades de liquidez a dichos mercados pero hacia los derivados, de forma que los propietarios de los tokens siguen siendo ellos. Y si controlan el BTC físico (no los derivados) ya no hablaremos de redes descentralizadas, sino de una moneda más, controlada por un banco (las familias) y que podrán hacer con nosotros lo que siempre han hecho. Y ojo, los derivados de BTC son la punta de lanza de la creación de derivados de otros tokens, esto es sólo el principio.

¿Qué solución hay desde los ciudadanos? Comprar, comprar y comprar: BTC, ETH, TUT o lo que sea. Compremos todos. Sigamos con redes descentralizadas, que no cunda el pánico y no dejemos amedrentarnos por los poderosos. Que, por primera vez, tienen miedo» (Miguel Caballero, Tutellus).

Las verdaderas burbujas financieras

Así pues, si queremos informar al público sobre burbujas financieras, empecemos hablando con propiedad: la burbuja de la deuda, por ejemplo, cualquier día de éstos nos revienta, pues se necesita triplicar el valor de todos los mercados bursátiles del mundo para devolverla. Eso no hay quien lo sostenga. O la compra y venta de derivados, que ya estuvieron implicados en el colapso del mercado inmobiliario. Tal vez los medios deberían mirar más hacia ese lado antes de sembrar el pánico ante cada pequeño escándalo que se produce en el criptomercado. ¿O es que hay alguien que se ha empeñado en que jamás podamos liberarnos de los guardianes del pasado? La burbuja ni siquiera ha empezado. Nosotros lo tenemos claro: comprar y seguir comprando, hasta erosionar por completo el poder de los Estados.

 

Add a comment

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.