¿Por qué se han desplomado Bitcoin y las criptomonedas?

¿Por qué se han desplomado Bitcoin y las criptomonedas?

Crypto Market
3 agosto, 2018 por Alter Consciens
919
¿A qué se ha debido la tremenda caída del precio de Bitcoin y el resto de criptomonedas durante esta última semana? ¿Por qué ese cambio repentino de tendencia, ahora que parecía que empezábamos a escalar con fuerza? ¿Dónde se produjo el punto de inflexión que provocó que Bitcoin se derrumbara de nuevo, hasta situarse otra
roller-coaster-3100041_1280

¿A qué se ha debido la tremenda caída del precio de Bitcoin y el resto de criptomonedas durante esta última semana? ¿Por qué ese cambio repentino de tendencia, ahora que parecía que empezábamos a escalar con fuerza? ¿Dónde se produjo el punto de inflexión que provocó que Bitcoin se derrumbara de nuevo, hasta situarse otra vez por debajo de los 7.400 $?

Hay versiones para todo, pero una cosa está muy clara: aquí nadie sabe a ciencia cierta qué pasará mañana. Si por algo se define el destino del criptomercado es por su carácter anárquico, su tremenda volatilidad y la facilidad con la que se burla de todas las predicciones. Los análisis técnicos fallan una y otra vez, y tampoco las noticias parecen aclarar este esquizofrénico baile de precios que a más de uno habrá puesto al borde de un ataque de nervios. Les suele pasar a los nuevos, aunque no a los hodlers, por supuesto. Aun así, lo vamos a intentar: veamos lo que ha sucedido, y si con ello lo podemos explicar…

Desconfianza de los inversores

Según la agencia Reuters, «los inversores redujeron su exposición a las criptomonedas» debido a una venta masiva de acciones en el mercado tecnológico tras hacerse públicos los resultados obtenidos por Facebook, Twitter o Intel durante los últimos meses. Las acciones de la red de Zuckerberg se desplomaron un 19% en un solo día y su capitalización bursátil acusó una pérdida de 120.000 millones de dólares, la mayor caída en la historia de la Bolsa.

Noticias alarmistas sobre criptomonedas

Por su parte, los medios no han cejado en su empeño de sembrar FUD (miedo, incertidumbre y duda, por sus siglas en inglés). El economista ganador del Premio Nobel, Paul Krugman, publicó el 31 de julio un artículo de opinión en The New York Times expresando su escepticismo sobre el valor de las criptomonedas y refiriéndose incluso a un posible «colapso». Nada nuevo para los veteranos, acostumbrados a escuchar este tipo de afirmaciones alarmistas que sólo buscan inseminar pánico con argumentos estrambóticos que reflejan un profundo desconocimiento de los fundamentos que sustentan esta tecnología.

También el banco suizo UBS afirmó esta semana que la mayor moneda digital del mundo se muestra actualmente «demasiado inestable y limitada como para convertirse en un medio de pago viable para transacciones globales o como activo principal […] Debido a su falta de estabilidad en los precios, Bitcoin no cumple con los criterios para ser considerada dinero». No es la primera vez que UBS adopta una postura pesimista con respecto a las criptomonedas. El banco suizo ya hablaba de ellas el año pasado como una «burbuja especulativa», aunque comparaba a la tecnología blockchain con el hecho de «invertir en Internet a mediados de los años noventa».

Otras fuentes alegan como posible causa los comentarios negativos realizados por Goldman Sachs. «Esperamos nuevas caídas en el futuro dado nuestro punto de vista de que estas criptomonedas no cumplen ninguno de los tres roles tradicionales de una divisa: no son un medio de intercambio, ni una unidad de medida, ni una reserva de valor», comentó Mossavar-Rahmani, director de inversiones del banco estadounidense.

Movimientos raros en las casas de cambio

Otra de las posibles explicaciones nos lleva al exchange OKEx, donde se han producido extraños movimientos. Allí, fue liquidada la posición en largo más cuantiosa (460 millones de dólares), pero gran parte de la operación no se pudo completar, dejando 420 millones de dólares a la espera. Aunque OKEx cuenta con un fondo para subsanar estos problemas, la pérdida resulta tan colosal (casi 1.000 BTC) que el exchange no puede asumirla, lo que podría provocar que tenga que utilizar los beneficios de las órdenes en corto para enmendar la situación, algo que acrecentaría el desastre.

Además, el exchange surcoreano Bithumb ha suspendido esta semana la emisión de nuevas cuentas debido a que NH Nonghyup Bank rechazó renovar su contrato, mientras que Wex (antigua BTC-e) ha inhabilitado las retiradas de dinero sin dar explicaciones.

 




Donald Trump amenaza a las criptomonedas. Fotografía de Gage Skidmore.
Donald Trump. Fotografía de Gage Skidmore.

Donald Trump amenaza a las criptomonedas

Por su parte, según David Battaglia, lo que ha hecho temblar los mercados financieros han sido las «nuevas amenazas del presidente Donald Trump», que han provocado la caída de las cotizaciones, y el Bitcoin no supone ninguna excepción. En palabras de Battaglia, «ahora la criptomoneda esta muy conectada a los mercados tradicionales y los fundamentales que afectan al dólar sin duda tendrán consecuencias en la criptodivisa».

Sin embargo, la caída de los precios en el mercado de las criptomonedas no supone una mala noticia. Al contrario, los inversores experimentados se frotan las manos, pues saben que es el momento ideal para comprar más criptomonedas y con ello aumentar sus erarios. «Cuando haya sangre en las calles, compra propiedades», dicen que dijo el Barón de Roths­child. Y razón no le faltaba. En el ámbito de las criptomonedas, al menos, conviene llevar la contraria a la corriente mayoritaria: comprar cuando los demás venden, y vender cuando todos compren.

En definitiva, Bitcoin y las criptomonedas suponen un gran desafío para el sistema político y financiero tradicional, que se resiste a morir, por lo que ataca con virulencia a su rival, y utiliza para ello el poder mediático del aparato estatal. Sin embargo, sus embestidas cada vez producen menos daño, y los profesionales más avispados ya empiezan a dar el salto. Muchos bancos se están rindiendo, abrazando con entusiasmo este nuevo modelo revolucionario. Se respiran aires de cambio, y conviene irse adaptando…

2 comentarios

Add a comment

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.